Debido al incremento de la confiabilidad de los análisis, la implantación del Control interno es fundamental para el funcionamieto de los laboratorios.
Provenientes del control externo, esos controles son adquiridos conjuntamente y abastecidos regularmente con los materiales de aptitud.