A partir del análisis de los datos del benchmarking, es posible delinear estrategias para impulsar los servicios y generar mejores oportunidades para el laboratorio.

Los laboratorios ya estaban siendo desafiados desde hace algunos años a optimizar sus procesos para generar mejores resultados operativos y financieros de cara a las transformaciones en el segmento. Sin embargo, en el 2020, debido a la pandemia de Covid-19, estos desafíos se volvieron aún más complejos con los impactos sociales y económicos resultantes de la enfermedad.

Benchmarking de laboratorio: más eficiencia y productividad en la rutina
Al utilizar el benchmarking, el laboratorio mejora sus procesos y aumenta su productividad.

La planificación del desarrollo y el crecimiento del laboratorio requiere objetivos y seguimiento realistas, actualizados con las prácticas y el rendimiento del mercado. Estos objetivos consistentes permiten invertir en acciones que realmente hacen que el laboratorio sea estratégicamente competitivo. La forma más sólida de obtener esta información de orientación, que será aún más valiosa en la reanudación pospandémica, es mediante el Benchmarking.

El Benchmarking de Laboratorio es un análisis de comparación de resultados entre laboratorios contra los estándares de excelencia del mercado. Al utilizarlo, el laboratorio mejora sus procesos, mejora los servicios y genera más productividad y oportunidades para la organización.

Al participar en programas de benchmarking, el laboratorio optimiza tiempo y recursos en búsqueda de información de mercado. Para que el usuario comprenda en la práctica los beneficios de la herramienta, las figuras 1 y 2, destacadas a continuación, ilustran cómo el benchmarking optimiza los esfuerzos de la organización:

Figura 1 - Indicadores de productividad del Laboratorio X
Figura 1 - Indicadores de productividad del Laboratorio X

La Figura 1 representa el caso del laboratorio X que estableció metas (línea naranja) para incrementar su productividad. Los resultados (columnas azules) muestran que, en los primeros meses, se superó la meta, siendo ajustada a partir de junio. Lab X buscó lograr este nuevo objetivo, alcanzándolo cerca del tercer trimestre.

Una primera mirada a estos resultados puede indicar que las inversiones realizadas y las metas alcanzadas están conduciendo al objetivo planificado. Sin embargo, ¿cómo saber si el objetivo definido por el laboratorio está alineado con el escenario competitivo del mercado? ¿Este desempeño es similar al practicado por otros laboratorios con perfiles similares? La figura 2 ayuda a responder estas preguntas.

Figura 2 - Benchmarking de indicadores de laboratorio para la productividad general
Figura 2 - Benchmarking de indicadores de laboratorio para la productividad general

La figura 2 hace referencia al benchmarking de productividad realizado entre laboratorios con perfiles similares al laboratorio X. El gráfico boxplot muestra claramente cómo se comportaron los datos de estos participantes. La línea negra, en negrita en el gráfico, representa los resultados de productividad alcanzados por el 50% de sus pares (instituciones con el mismo perfil que el laboratorio X).

Al transportar el objetivo (línea naranja) y los resultados (puntos rojos) del laboratorio X al benchmarking, identificamos que si bien la productividad presenta un comportamiento favorable - cumpliendo con las expectativas iniciales del laboratorio X - aún no es suficiente para garantizar la competitividad. del laboratorio X frente al mercado.

El Benchmarking permite a los laboratorios tomar decisiones asertivas, permitiendo un acceso continuo y actualizado a los datos del mercado, asegurando puntos de referencia que siempre están en línea con los estándares de excelencia.

Entregar informaciones para evaluar la organización en relación al mercado y mejorar los resultados son algunos de los objetivos del Programa de Benchmarking de Indicadores de Laboratorio (PBIL), realizado por Controllab en alianza con la Sociedad Brasileña de Patología Clínica/Medicina de Laboratorio.

A través de los datos que brinda el programa, el laboratorio puede invertir en acciones que lo hagan estratégicamente competitivo. Esta visión mercadológica contribuye a reducir esfuerzos ineficientes y aumentar la efectividad de las operaciones, optimizando los recursos técnicos y financieros de la organización.

Los beneficios de participar en el programa, que ayudó a enfrentar las dificultades generadas por el inicio de la pandemia, se evidenciaron en un reciente congreso del segmento. Con el programa los gerentes pudieron tomar decisiones ágiles y basadas en datos, evaluar la eficiencia de las acciones de emergencia y continuar monitoreando el desempeño de su negocio.

Si antes el escenario ya era desafiante para los laboratorios, con los impactos actuales y futuros de la pandemia, conocer las debilidades y fortalezas del laboratorio son factores determinantes para las decisiones de los próximos meses.

Para más información sobre PBIL y otras soluciones de Controllab, usted las encuentra en nuestra página web, por correo electrónico contato@controllab.com o por teléfono y WhatsApp +55 (21) 97901-0310 y +55 (21) 98036-1592.


COMPARTIR

  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
  • WhatsApp
  • E-mail

¿Cómo podemos ayudarte?