El Control Interno (o material de referencia) es el responsable para el monitoreo frecuente de la reproducibilidad de la fase analítica, identificando y eliminando errores inherentes al proceso de análisis cuantitativos y cualitativos.
Los Controles ControlLab son previamente valorados por medio del Ensayo de Aptitud, que les confiere dos grandes ventajas: el proceso de validación y abarcar gran cantidad de métodos, oriundos de la diversidad y de la cantidad de laboratorios que participan del análisis de estos materiales en el ensayo de aptitud.